Combinación de masajes y estiramientos terapéuticos asistidos, el masaje deportivo es una gran técnica de terapéutica para cualquier persona que quiera disminuir el dolor muscular tras realizar algún evento deportivo. Es esencial en todo deportista profesional y en los que no lo son tanto.

                        Ayuda a mejorar la flexibilidad y aumentar el rango de movimiento optimizando de manera satisfactoria su rendimiento muscular, disminuyendo la fatiga y eliminando toxinas.

                       Se puede aplicar un masaje deportivo antes y después del evento deportivo, siempre recomendable hacerlo antes de cada actividad física.